Prensa Fondoin/ Fexven (08/11/2017)-. Actualmente, la Fundación Fondo Venezolano de Reconversión Industrial y Tecnológica (Fondoin), es una institución adscrita al Ministerio del Poder Popular de Economía y Finanzas, la cual fue creada en el año 1992, siendo parte (para aquel momento) del Ministerio de Fomento. Fue instituida con el propósito de ayudar y promocionar todo lo relacionado a la protección de la capa de ozono y la posibilidad de asistir a las grandes industrias en el tema.

La Cámara Venezolana de la Ventilación, Aire acondicionado, Refrigeración y Afines (Venacor), se ha visualizado como el ente por excelencia que asistía a las empresas que usan refrigerantes para sistemas de frío ó aire acondicionado en el cambio tecnológico. De hecho formó parte de la junta directiva de Fondoin hasta comienzos de la década del 2000.

 ENLACE INTERINSTITUCIONAL

Fondoin, ha contado con el compromiso de la Cámara para contactar a las empresas del sector, con el objetivo de dar a conocer la propuesta que realiza la Fundación, orientada a coordinar las actividades de reconversión para la eliminación definitiva de las Sustancias Agotadoras del Ozono (SAO) en el país.

 “Nosotros trabajamos directamente con Venacor y ellos se encargan de contactar a sus afiliados. Y en general la propuesta ha sido bastante aceptada porque nos conocemos desde hace muchos años y se ha creado un nexo de amistad.” Explica Carmelina Flores, asesor técnico de la Unidad de Ozono de Venezuela.

La instituciones mencionadas, imparten los programas y cursos de capacitación con el propósito de formar al técnico sobre las nuevas tendencias en materia de refrigerante, muy específicamente aquellos que no causen daños a la capa de ozono.

Ambas instituciones tienen un solo fin y trabajan día a día para lograrlo, minimizar al 0% el uso de dichos refrigerantes, aunque son consiente de que la tarea no es fácil, se comprometen a trabajar en ello.

“Uno de los retos es conseguir que los técnicos se desempeñen con las Buenas Prácticas en Refrigeración (BPR) de manera disciplinada, son pocos los que lo hacen, quizás no tienen los recursos necesarios o la voluntad les falla”, lo que nos lleva al programa “Cero Fuga” acota Flores.

Si bien, no se tiene una cifra exacta del mercado de refrigerantes que demanda Venezuela, se sabe que siempre ha existido un alto consumo de estos y más si se considera que no son un elemento que se desgaste por uso; es decir, que si una nevera funciona bien, no debería escaparse el gas refrigerante. También se admite que ha disminuido, debido a sus elevados costos, pero aun así se reconoce que sigue siendo alto.

Hoy se realizan estudios para conocer la raíz del problema y determinar su principal causa. “Estamos tratando de hacer todo lo posible para descubrir el método y minimizar los consumos, pero en líneas generales son altos, se estima que están por encima de las 2000 toneladas de SAO por año” señala Flores.

A pesar de ello, la asesora indica que Venezuela se encuentra trabajando arduamente con un calendario dedicado a la concientización y reducción de consumo de refrigerantes. “Estamos bien, cumpliendo en términos de eliminación, recordemos que todos los países el mundo, vienen enfrentado el mismo problema.”

En relación a los cursos impartidos, el despliegue se realiza en todo el país, con la participación de expertos en la materia y que se encuentren comprometidos al plan sugerido por ambas instituciones.

La experta en el área culminó con un llamado a la población “La preservación del ozono no es una responsabilidad exclusiva de Fondoin, se trata de un compromiso común en el que todos los ciudadanos debemos trabajar y no desfallecer, la vida en el planeta depende de todos”.

 

Publicado 08/11/2017 Categoría: Trabajos Especiales
Prensa Fondoin/ Fexven - Foto cortesía
 Print Friendly and PDF

PUBLICACIONES

TWITTER

VIDEOS