Prensa El Comercio (7/11/2018).-  La Trigésima Reunión de las Partes del Protocolo de Montreal se inauguró, el lunes 5 de noviembre del 2018, en Quito. Durante esta semana, los representantes de los 197 países firmantes analizarán las medidas implementadas en cada país para la protección de la capa de ozono.

Esta reunión internacional sobre la protección del ambiente ha convocado a más de 700 personas de diferentes partes del mundo que asistirán a las charlas y plenarios que se desarrollarán hasta el viernes 9 de noviembre del 2018 en el Paseo San Francisco.

En los eventos se abordarán temas relacionados a la enmienda de Kigali, la cual es parte del protocolo y que entrará en vigencia el 1 de enero del 2019.

A través de esta se busca la reducción de la producción y el consumo de Hidrofluorocarbonos (HFC) en más del 80% en los próximos 30 años. Estos son gases contaminantes que están asociados al calentamiento global.

El uso de estas sustancias deben disminuir en artículos como refrigeradores y aires acondicionados. Se calcula que el impacto del HFC es miles de veces mayor que el de dióxido de carbono.

Ecuador es uno de los 56 países que ha ratificado la enmienda. Esto le permitirá acceder a fondos no reembolsables para la reducción de las sustancias HFC.

Pablo Campana, ministro de Comercio Exterior, fue el encargado de la inauguración de este evento en representación de Ecuador. Campana afirmó que el país está comprometido con el cuidado del ambiente y dijo que esto se demuestra al haber sido elegido como sede para esta reunión.

Algunas acciones que ya se han empezado a poner en práctica incluyen el establecimiento de un sistema de licencias automáticas de importación, lo que permitirá contar con un registro estadístico detallado del comercio de las sustancias consideradas como dañinas. Esto servirá para los cronogramas De reducción de los HFC.

Para este mes y diciembre se tiene previsto completar la destrucción de 2,5 toneladas de cloro, fluoro y carbono, lo que equivale a 27.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), que ya no contaminarán a la atmósfera.

Según el Ministerio, Ecuador ha realizado la ejecución del Protocolo  basado en la reconversión tecnológica del sector industrial.

En estas reuniones se analizará el financiamiento para proyectos de reconversión tecnológica y nuevas tecnologías amigables con el ambiente para los países parte de este acuerdo en favor de la capa de ozono.

El Protocolo de Montreal, el cual entró en vigencia en 1989, ha permitido la recuperación de la capa de ozono en los últimos años. La última evaluación del panel científico del Protocolo presentada en Quito demuestra que, a 30 años de este acuerdo mundial, el ozono se ha recuperado a una tasa de 1% a 3% desde el año 2000.

A esta velocidad, según el informe, el hemisferio norte y el ozono en latitudes medias están programados para recuperarse completamente en el 2030. En las regiones polares sería en el 2060.

Publicado 07/11/2018 Categoría: Noticias
Prensa El Comercio - Foto cortesía
 Print Friendly and PDF
Anterior   Inicio   Listado  Siguiente

PUBLICACIONES

TWITTER

VIDEOS