Prensa FONDOIN/NOTIMEX (1/11/2018).-  La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), por sus siglas en inglés, reveló la primera prueba directa de la recuperación de agujeros de ozono, luego de la prohibición de sustancias químicas como los clorofluorocarbonos (CFC).

En el estudio de la agencia espacial estadounidense, los científicos demostraron mediante observaciones satelitales (directas) que los niveles de cloro que destruyen el gas encargado de proteger la Tierra de los rayos ultravioleta del Sol, disminuye, lo cual reduce el agotamiento de la capa, destacó la NASA en su página de Internet.

Las mediciones exponen que la baja del cloro, se debe al trabajo conjunto de los países firmantes del Protocolo de Montreal, en la prohibición de los CFC.

Es importante destacar, que en Venezuela desde el año 1990 no se usa las sustancias (CFC) y su producción fue eliminada en su totalidad para el año 2007.

 Esta exclusión dio como resultado el 20 por ciento menos de agotamiento de la capa de ozono en comparación con el año 2005, primer año que las mediciones de cloro y ozono durante el invierno antártico fueron hechas por el Satélite Aura de la NASA.

“Vemos claramente que el cloro de los CFC está disminuyendo en el agujero de ozono, ocurriendo menos agotamiento del ozono”, dijo la autora principal del estudio Susan Strahan.

Agregando que “esto nos da confianza de que la disminución en el agotamiento de la capa de ozono hasta mediados de septiembre que muestran los datos de la MLS, se debe a la disminución de los niveles de cloro provenientes de los CFC”,

Para el desarrollo del estudio publicado en la revista Geophysical Research Letters, los científicos emplearon datos de una herramienta instalada en el Satélite Aura, que realiza mediciones continuas en todo el mundo desde la mitad del año 2004.

Greenbelt Maryland, científica atmosférica del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA aclaró que “aún no vemos una disminución clara en el tamaño del agujero de ozono porque está controlado principalmente por la temperatura, que varía mucho de un año a otro”

Por su parte, la coautora del estudio, Anne Douglass agregó que en el futuro, el agujero de ozono antártico debería continuar recuperándose de manera gradual, a medida que los CFC abandonen la atmósfera, lo cual llevará varios años.

Sin embargo, en lo que respecta al agujero de ozono se habrá recuperado para el año 2060 o 2080, pero aún así para ese tiempo, podría haber todavía un pequeño agujero.

 

 

Publicado 01/11/2018 Categoría: Noticias
Prensa FONDOIN/NOTIMEX - Foto cortesía
 Print Friendly and PDF

PUBLICACIONES

TWITTER

VIDEOS